jueves, 25 de febrero de 2010

Pétalos del Bierzo


El más joven de los enólogos del grupo de visionarios que en su día revolucionaron el Priorat, Álvaro Palacios, desembarca en 1999 en una nueva zona entonces emergente: el Bierzo.

Se establece la bodega Descendientes de J. Palacios, con Ricardo Pérez al frente, en el municipio de Villafranca del Bierzo (León).

Los viñedos, de 15 hectáreas en total, repartidos en más de sesenta parcelas muy diversificadas debido a la particular orografía de la zona, con laderas de pronunciadas pendientes y suelos pizarrosos.

La variedad, Mencía, uva tinta autóctona de la zona.

El clima, continental, de influencia atlántica, con notable pluviometría.

La viticultura, biodinámica, a la busqueda de definición y pureza.

De este modo, Álvaro Palacios y su sobrino Ricardo Pérez disponen en el Bierzo de una excelente materia prima para elaborar su gama de monovarietales de Mencía: Pétalos, Corullón, San Martín, Moncerbal, Las Lamas y La Faraona. Un apunte: nótese como la variada gama obedece al suelo y no a la crianza. Por fin.

Pero nosotros nos centraremos en su vino básico, Pétalos del Bierzo 2006, un vino elaborado con Mencía de viñas viejas procedente de varios de los viñedos que la bodega dispone en Corullón y poblaciones vecinas. Fermentación con el raspón y maceración con las pieles. Corta crianza de cuatro meses en barricas de roble.

Todo ello nos conduce a un vino de color oscuro, de capa alta, violáceo. En nariz, buena intensidad, con notas de fruta negra madura: moras, arándanos, endrinas. Zarza y tabaco. Con el aire aperecen también ligeros toques florales, de violetas. En boca, fresco, con buena acidez, con una nota central muy curiosa que a mi me recuerda a la pulpa de la ciruela negra pasa. Interesante. Con los taninos vivos pero ya domados por estos meses de botella. Buena persistencia.

Un vino fresco, profundo, interesante, con un carácter atlántico que no va a ser siempre comprendido pero que puede depararnos grandes jornadas precisamente por ser lo que es: hijo de su tierra.

Pétalos del Bierzo 2006

Denominación: D.O. Bierzo / Villafranca del Bierzo / León
Variedades: 100% Mencía
Graduación: 14% Alc.
Precio: 12-14 euros
Puntuación: 8,8

Pétalos del Bierzo 2007

Un vino de tonalidad violácea y oscura que nos condiciona lo que seguidamente vamos a oler: fragancia, fragancia y fragancia de una definición perfecta de claveles, violetas, pétalos y flor de jara. Mientras movemos enérgicamente la copa gana en complejidad y percibimos el grafito, humus del bosque y mineral. Un vino seductor y femenino que no dejaríamos de oler. La boca tiene el mismo esquema; floral y arándanos de textura muy fresca, balsámica y con un vestido de terciopelo. La tanicidad apenas se percibe por tener un tacto superfluo e inexistente.

Si fuera un Borgoña sería un Chambolle-Musigny!

Maridajes

Carpaccio de ceps, ensalada de pomelo y bogavante, cordero al tomillo, quesos florales y afrutados tipo gruyère o de cabra franceses, tipo crottin de chavignol.


Ficha técnica Pétalos del Bierzo 2007
Otras características
Envejecimiento: Envejecido durante 4 meses en barricas de roble.
Graduación: 14,0%
Temperatura de servicio óptima: entre 16ºC y 17ºC
Para consumir a lo largo de este año.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Historia de la D-O Bierzo


Ya hace unos 2.000 años, las citas de Plinio el Viejo y Estrabón se refieren a la existencia de viñedos en la actual comarca del Bierzo, que originariamente es el derivado de la ciudad prerromana Bergidum. Además, conocemos que los romanos impulsaron de forma extraordinaria la agricultura de estas tierras, introduciendo nuevos cultivos como la vid-en concreto la especie Vitis vinifera, oriunda de la región del Cáucaso y de Armenia- y nuevas técnicas como el arado romano. No obstante, la mayor expansión de viñedo en el Bierzo, estuvo vinculada al desarrollo de los monasterios medievales, sobre todo los cistercienses, por ser el vino, por una parte, elemento esencial para el culto y porque además, era considerado básico para su alimentación.

Por lo tanto, no resulta extraño que el vino ocupe ya desde hace diez siglos un papel muy destacado en la vida económica de la comarca y que de forma muy constante adquiera un desarrollo cada vez más importante según avanzamos caminando por los siglos medievales, al amparo de la frecuentada ruta jacobea en la búsqueda de la tumba del apóstol Santiago. Nacieron nuevos monasterios, surgieron burgos y aldeas. Y, a su alrededor, se fueron extendiendo las viñas. El vino cobra una especial importancia.

Tras siglos de producción y después de haber conseguido cierto renombre en mercados de Galicia y Asturias, los vinos del Bierzo sufrieron un golpe terrible a finales del siglo XIX, cuando una plaga de filoxera acabó prácticamente con las vides, provocando una fuerte crisis económica que provocó. incluso, la emigración de gran número de personas.

TIPOS DE UVA


La elaboración de vinos protegidos se realizará exclusivamente con VARIEDADES AUTORIZADAS. Destacan como principales, entre las tintas la MENCIA y entre las blancas, DOÑA BLANCA Y GODELLO. Además se incluyen cinco variedades experimentales, aprobadas por el Pleno del Consejo, y pendientes de la pertinente autorización por parte de la Junta de Castilla y León.

I. MENCIA.

Variedad principal en esta Denominación De Origen, se la conoce como Negra. Está adaptada a terrenos cálidos y algo secos, de fertilidad elevada y producción media-alta. Productora de excelentes tintos y rosados, en cuanto a potencia y diversidad de aromas primarios, dando vinos suaves y aterciopelados de gran calidad.

Se caracteriza por tener:
Porte de vegetación medio erguido.
Tronco vigoroso.
Sarmientos de sección circular.
Hojas cuneiformes, de tamaño medio, pentalobuladas poco
acusadas, color verde botella sin brillo.
Racimos de tamaño medio, soltura media, pedúnculo visible
color verde.
Bayas de tamaño media, elipsoidales, color azul violeta, con
pruína, piel gruesa, zumo incoloro, sabor neutro y pulpa
blanda.

II. GARNACHA TINTORERA.

Tintorera, Alicante Bouchet. Variedad de cultivo ancestral en esta zona. Sus vinos son de color intenso, con extracto y graduación alcohólica alta. Se suele emplear en mezcla para la elaboración de vinos tintos y rosados, representando siempre un porcentaje pequeño dentro de los mismos.

Se caracteriza por tener:
Porte de vegetación postrado medio.
Tronco vigoroso.
Sarmientos de sección circular.
Hojas remiformes, de tamaño medio, trilobuladas, color verde
fuerte con brillo satinado.
Racimos pequeños, compactos, pedúnculo visible
semiagostado.
Bayas pequeñas, esferoidales, color negro azulado, con mucha
pruína, piel gruesa, zumo coloreado, sabor neutro y pulpa
carnosa.

III.- GODELLO.

Variedad blanca. Adaptada a suelo seco y medio, temiendo los suelos húmedos, la mejor calidad reposa en suelos de ladera de fertilidad media. Es precoz y de maduración muy determinada. Sus vinos son amarillo-pajizos perfumados, duraderos en el tiempo y con cuerpo. Sus aromas recuerdan a la manzana.

Se caracteriza por tener:
Porte de vegetación semierguido
Hojas pentaformes, de tamaño pequeño, pentalobuladas, color
verde oscuro.
Racimos de tamaño muy pequeño, compacidad media, forma
variable cónico corto.
Bayas de tamaño medio, elipsoidales, color verde amarillo.


IV. DOÑA BLANCA.

Variedad blanca. Proporciona vinos de aromaticidad media, buen paladar y retrogusto prolongado. Al igual que la Godello son variedades de maduración determinada, mermando sus características de paladar y equilibrio con la sobremaduración.

V. PALOMINO.

Variedad blanca, también denominada Jerez, Listán. Producción elevada. Alta resistencia a enfermedades. Se utiliza como variedad complementaria proporcionando vinos pajizos, de acidez media-baja y alta graduación alcohólica.

Se caracteriza por tener:
Hojas cuneiformes, grandes, pentalobuladas, color verde
fuerte mate.
Racimos grandes, alargados, sueltos.
Bayas de tamaño medio, esferoidales, color amarillo
dorado, piel fina, zumo incoloro, sabor simple y pulpa
jugosa.

VI. MALVASIA.

Variedad blanca de maduración temprana, tiene carácter dulce y aromático. Se utiliza como variedad complementaria aportando características de paladar y equilibrio.

Se caracteriza por tener:
Porte de vegetación postrado erguido.
Tronco vigoroso.
Sarmientos de sección circular.
Hojas pentagonales-orbiculares, de tamaño medio,
pentalobuladas, color verde fuerte.
Racimos de tamaño medio, soltura media, pedúnculo
visible herbáceo.
Bayas de tamaño media, esféricas, color ambarino, con
pruína, piel media, zumo incoloro, sabor neutro y pulpa
jugosa.


AÑADAS

AñoCalificación
1987Excepcional
1988Muy Buena
1989Buena
1990Muy Buena
1991Muy Buena
1992Excepcional
1993Regular
1994Muy Buena
1995Buena
1996Muy Buena
1997Buena
1998Buena
1999Buena
2000Muy Buena
2001Muy Buena
2002Muy Buena
2003Muy Buena
2004

Muy Buena

2005

Excelente

2006

Muy Buena

2007

Excelente